martes, 28 de abril de 2009

¿Qué te pasa?

El otro día, dando clase a cierto grupo, encontré a un alumno alicaído y sin apenas entender la explicación. Escribía directamente en el cuaderno lo que yo redactaba en la pizarra pero sin llegar a pensarlas siquiera. Tras hacer la introducción del tema se pusieron en los equipos de trabajo que utilizamos y les di a cada uno las tareas que debían hacer ese día pudiendo ayudarse entre ellos pero sin hablar de equipo a equipo. Entonces ese alumno dejó directamente de escribir y ya sí me pareció preocupante su actitud.

Fotografía cortesía Pixland


A veces creo que no hay mejor pregunta que hacerle a un alumno-a que no está trabajando que la del título de esta entrada: "¿Qué te pasa?" Cuando me acerqué y se la hice me contestó su compañera de equipo: "Es que el de ética le ha dicho que ya tiene muchos negativos y que no puede aprobar". Lo miré con cara de pena. Como ya he escrito antes acerca de la motivación y el uso de negativos no voy a repetirme. Pero sí quiero indicar cómo siguió la clase con ese alumno tan desmotivado.

Me gustaría hacer incidir en algo tan básico para nuestro trabajo y aún así tantas veces olvidado como es: conocer a nuestro alumnado. Ya lo expresaba Miguel Ángel Santos Guerra hablando de un pedagogo italiano "Para enseñar latín a John, más importante que conocer latín es conocer a John", en un artículo de La Opinión. También Teresa Huguet Comelles indica las ventajas de conocer al alumnado en su libro "Aprender juntos en el aula",

"Para los maestros trabajar y producir junto a sus alumnos de forma sistemática, significa que llegarán a conocerlos de una manera cercana y personal (...) en consecuencia podrán evaluar y ayudar a sus alumnos de una manera más eficiente." [pág. 134]

El otro día, aunque me encontraba ligeramente enfermo, le pedí a ese alumno que se levantara y hablé aparte con él, mientras el resto de equipos hacían sus actividades. Tras constatar que los negativos los tenía porque su hermano pequeño había perdido el cuaderno y decirle que se lo explicara al de ética, continué con mi idea motivadora. "Mira lo importante de verdad es que tú mismo vayas aprendiendo, tanto en ética como en tecnología como en cualquiera de las asignaturas. Piensa, ¿para qué quieres el carnet de conducir si realmente no sabes arrancar un coche? Y si aprendes bien a conducir, cuando quieras eres capaz de sacarte el carnet. Con las asignaturas es igual, si lo sabes bien tarde o temprano superas cualquier asignatura. Preocúpate ahora de aprender bien lo que tienes que saber de las asignaturas y déjanos a los maestros el poner las notas." Como ya dije anteriormente, él debe percibir que puede hacer algo para aprobar, sino abandonaría la asignatura.

Entonces el alumno me dio las gracias. Volvió a su mesa y estuvo trabajando con su equipo bastante bien. Todo el tiempo estuve pensando acerca de él y lo que había pasado: yo estaba cansado por estar ligeramente enfermo, no tenía ganas de que me contara por qué tenía tantos negativos, aunque yo no los utilice como ya he explicado, creo adecuado que otros compañeros-as sí lo hagan (en definitiva es la mezcla y diversidad lo que enriquece), aún así me acerqué y me interesé por él. No le di soluciones ni fórmulas salvo seguir estudiando y resolver los problemas hablando. Simplemente hice lo que se conoce como escucha activa con él.

Dos días más tarde, una compañera me comentó que la alumna de ese curso que me había respondido indicaba que yo era muy buen profesor porque me preocupaba por ellos aunque no le afectara a mí mismo, y le contó mi intervención con su amigo.

Repito ahora esas palabras del pedagogo italiano: "Para enseñar latín a John, más importante que conocer latín es conocer a John". No sé si más importante es una cosa que otra pero, sin olvidar que debemos enseñarle latín, también creo que debemos conocer a John.

miércoles, 15 de abril de 2009

Neumatica e Hidraulica

Los contenidos referentes a Hidráulica y Neumática de 4º de la E.S.O. siempre me han parecido muy desconexos cuando el alumnado no cursaba después Tecnología Industrial I. Pero debo admitir que son contenidos que me gustan, por ello durante este curso escolar he disfrutado de lo lindo impartiéndolos.

Un problema que me ha dado este bloque temático es el de realizar un proyecto acorde. Conjuntando los problemas con la practica de taller les propuse que hicieran un elevador hidráulico:

Con dos jeringuillas de diferente tamaño y mucha decoración fabricaron este elevador de coches.

Comprobaron en la practica que la jeringa grande levantaba mas peso aunque a menor altura.

Evidentemente, no todos los equipos de trabajo pusieron el mismo empeño.


Este fue el proyecto que mas se pareció a mi propuesta.

Pero también les di otras posibilidades como una bomba hidráulica. Este es realmente un antiguo proyecto mio que hace ya diez años intente pero no me llego a salir de ahí que lo deseche temporalmente. Este curso lo retome lleno de confianza con un equipo que trabajo bastante bien. Fabricaron una bomba hidráulica con un tubo de PVC al que acoplaron un motorcito con un recambio gastado de bolígrafo como eje. En medio del tubo pusieron un tapón de corcho con una pequeña abertura central para que pasara el eje y se evitara el cimbreo del mismo. Aunque al final la bomba solamente lograba elevar el agua unos 3 o 4 cm, si pudieron hacer un proyectito muy decente.

Vista trasera del proyecto con el deposito de agua.


Desde arriba se observaba como se llenaba la piscinita que habían hecho.

También les di otras propuestas, y un equipo eligió hacer una bomba neumática. Debo confesar que su proyecto no solamente me sorprendió sobremanera sino que me agrado muchisimo.

Con el pulsador, la corriente de aire empuja una pelotita que debía entrar en la portería.

Cuando expusieron sus proyectos yo tenia una pregunta preparada de las que me gusta hacer a mi. "Como sabemos la Tecnología se encarga de resolver problemas y necesidades humanas, poder elevar grandes pesos haciendo menos fuerza, poder subir el agua de un pozo de forma eléctrica,... ¿que problema resuelve este proyecto?" Entre ellos se hablaron durante unos segundos para responderme: "Con este proyecto no divertimos maestro, sirve para no aburrirse". Tras pensar en su respuesta no pude dejar de decir: "Cierto, muy cierto; también es una necesidad humana que hay que satisfacer".

Y no es menos cierta la lección que me dieron: deberé procurar en mis clases que haya menos aburrimiento, tal y como hablamos en otra entrada. Finalizamos con un vídeo del proyectito en acción:


video
¿
¿Logro el delantero betico marcar o paro el portero?